Editorial

Manifiesto a los partidarios de la educación integral Ver más grande

Manifiesto a los partidarios de la educación integral

Paul Robin

Se trata de un antecedente de la Escuela Moderna creada por Ferrer y Guardia. A modo de carta magna, Paul Robin define la educación integral, que engloba todos los aspectos, intelectuales y emocionales, del ser humano.

Más detalles

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

5,00 €

Más

La primera noticia que tenemos de un escrito sobre enseñanza integral debido a la pluma de Robin data de 1869. En este año publica un folleto, iniciando paralelamente una serie de tres artículos en La Philosophie Positive. A fines de su vida preparará una recopilación de estos trabajos que dará a conocer primeramente en L'Ecole Renovée de Bruselas, y seguidamente en el Boletín de la Escuela Moderna de Barcelona, revistas ambas patrocinadas por Ferrer y Guardia. Salvo algunas modificaciones los textos que afloran en las páginas del órgano de la Escuela Moderna son una simple traducción al castellano de los originales impresos cuarenta años antes en La Philosophie Positive.

Pero la mayor parte de su teoría educativa está dispersa. Durante su estancia en Cempuis editó L'Education intégrale que a través de varias etapas persistirá hasta entrado el siglo XX. Sobre 1900 ve la luz un pequeño folleto que recoge esquemáticamente sus ideas sobre enseñanza integral y que utiliza como índice en sus conferencias. Esta especie de síntesis también se insertó en el Boletín de la Escuela Moderna.

Relacionados estos trabajos sólo resta hablar del Manifiesto a los partidarios de la educación integral, que a manera de carta magna de la pedagogía integral suscribirá en 1893 junto a sus amigos y colaboradores. Apuntemos que en la reunión que acompañó a la elaboración del Manifiesto se fraguó el establecimiento de una asociación universal para la difusión de la enseñanza integral cuyas actividades se truncaron en 1894 al producirse la distitución de Robin. El manifiesto surge en el momento en que el director de Cempuis ha superado la pura especulación apriorística después de 12 años de experimentar su metodología, lo que le conferiere una significativa relevancia.

El Manifiesto se conoció rápidamente en España. El Boletín de la Institución Libre de Enseñanza lo inserto en sus números 406 (31 enero 1894) y 407 (28 de febrero 1894) con la siguiente nota: Este manifiesto ha sido publicado por el Comité 'provisional de la «Asamblea universal de educación integral», cuya residencia actual está en Bruselas. Las adhesiones deben dirigirse a M. A. Slyus, director de la Escuela Normal de Bruselas. Llamamos especialmente la atención sobre el número III, donde hay consideraciones verdaderamente admirables. Igualmente hay que referir que la experiencia de Cempuis no era extraña para los liberales españoles. El mismo Sluys publicó en el B.I.L.E. un extenso trabajo sobre El asilo de huérfanos Prevost (tomo XV, 1891, 17-23, 35-37, 52-56).

Ferrer y Guardia fue el introductor sistemático de la obra de Robin en España. Esta continua siendo conocida hoy en nuestro país, siquiera fragmentariamente, gracias a la reciente edición que Albert Mayol ha realizado del Boletín de la Escuela Moderna. Sólo restaba en el olvido el manifiesto que ahora presentamos a partir de una traducción que Paulí Dávila ha efectuado siguiendo el texto publicado en el número extraordinario (septiembre de 1893) de L’Education Intégrale. Signifiquemos, por último, que éste manifiesto se incluye en otros lugares bajo el título de Manifiesto a los amigos de la instrucción y del progreso para la difusión de los principios, métodos y procedimientos de la educación integral. (Wikipedia)

24 other products in the same category: