Editorial

Nuevo Tecnología y dominación Ver más grande

Tecnología y dominación

M. Amorós y  J. Rodríguez

Dos textos para entender el giro que lleva años produciéndose en el movimiento anarquista y que supone un profundo cambio con respecto aquéllas corrientes que albergaron dentro de sí un intenso optimismo tecnológico.

Más detalles

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

1,00 €

Más

Tecnología y dominación es el sexto número de Minianarquismos (contemporáneos) con textos de M. Amorós y  J. Rodríguez Hidalgo.

En esta ocasión os presentamos dos textos fundamentales para entender el giro que lleva años produciéndose en las entrañas del movimiento anarquista y que supone un profundo cambio con respecto aquéllas corrientes que albergaron dentro de sí un intenso optimismo tecnológico y que aún perviven en una parte probablemente numerosa del anarquismo.

Es posible que algunos lectores piensen que el anarquismo desde sus orígenes apenas ha cambiado las bases de sus principios. Nosotras estamos de acuerdo, los principios básicos del anarquismo es probable que no hayan cambiado apenas en 150 años, pues siguen sustentando la lucha contra toda forma de dominación en todos los ámbitos de la existencia. A pesar de esto el anarquismo ha sufrido virajes de gran violencia en cuestiones teóricas de gran importancia: un ejemplo es el tema tratado en este cuadernillo.

Durante décadas nos atrevemos a decir que las corrientes cuantitativamente más significativas dentro del movimiento anarquista tuvieron una concepción positiva de la tecnología y de la técnica y, probablemente, sigan siendo mayoría los anarquistas que defiendan que la tecnología ayuda al hombre y forma parte del progreso de los tiempos. Este modo de ver las cosas cada vez cuenta con más críticos dentro del anarquismo. Existe cierto prejuicio que considera que el rechazo de la sociedad tecnológica es fruto de posturas primitivistas y, parodiando este posicionamiento, los detractores de la sociedad tecnoindustrial son presentados como los partidarios de una vuelta a las cavernas. Pese a este prejuicio —y de forma independiente a quienes se autodenominan primitivistas— son cada vez más los que señalan que el discurso del progreso tecnológico apenas tiene que ver con una forma sana de entender el progreso social y humano y, de hecho, la propia palabra ‘progreso’ es fruto de la dominación burguesa que ha usado esta palabra para mostrar la adopción por parte de una determinada sociedad de su sistema de valores. Esta crítica que se desarrolla con más detalle en los textos que encontrarás a continuación ha tomado un nombre, antidesarrollismo, y se ha consolidado como un movimiento casi exclusivamente vinculado al anarquismo que se ha volcado en los últimos tiempos en la lucha por la defensa del territorio.

Esta corriente de pensamiento sólidamente vinculada al movimiento libertario muestra un posicionamiento fuertemente diferenciado —por no decir opuesto— respecto a las posturas clásicas de confianza en la ciencia, el progreso y la tecnología. No queremos decir que el movimiento anarquista en su conjunto haya dado un giro de 180˚en su modo de percibir la tecnología. De hecho puede…

La Neurosis o Las Barricadas / Madrid, 2013 / 28 págs.; rústica; 14x21 cm

17 other products in the same category: