Editorial

Nuevo Quejío en las trincheras. Cante flamenco en la guerra civil Ver más grande

Quejío en las trincheras. Cante flamenco en la guerra civil

Durante años, cuando leía un artículo o un libro sobre las andanzas flamencas de los años 30 sobre tal o cual cantaor/a, siempre se hacía un paréntesis, un borrón en los años de la guerra civil (1936-1939), como si hubieran dejado de existir para renacer tras la contienda.

Más detalles

10,00 €

Más

Durante años, cuando leía un artículo o un libro sobre las andanzas flamencas de los años 30 sobre tal o cual cantaor/a, siempre se hacía un paréntesis, un borrón en los años de la guerra civil (1936-1939), como si hubieran dejado de existir para renacer tras la contienda.

Seguramente has escuchado que en el flamenco sólo se canta «a la pena y a la alegría del amor», que era algo íntimo del cantaor y la bailaora, algo banal y sin meterse en temas sociales o políticos. Quizás la apropiación indebida del franquismo sobre el universo flamenco por más de medio siglo lo haya hecho creer en algunos y continúen por esta senda otros. Pero la realidad es diferente. El cante sale de las «entrañas» por eso es jondo y de ahí solo se puede cantar lo que se siente, esa emoción mantenida en el quejío.

El mismo origen del cante jondo muestra a las claras su nacimiento de cuna obrera: cantes de galera, de las minas, pregones, de Trilla… El flamenco siempre fue muy libre; las normas ya fueran del tipo que fueran eran adaptadas con gran maestría y en la guerra civil española no iba a ser menos.

CNT Cádiz / Cádiz, 2017 / CD